Antes que nada que bueno que te guste mi post ahora les traigo un link que mide el nivel de nerditud en el que te encuentras…
checalo

y antes de todo aqui esta el credo de un geek
Creo en un solo lenguaje de programación, “C” Todopoderoso Creador de UNIX y Linux.
Creo en un solo “C++” hijo único de “C” Nacido de “C” antes de “Visual C++”.
“C” de “C”, compilador de compilador, “C”(c) copyrighted, Compilado, no interpretado,
de los mismos programadores que el Padre por quien todo es programado, que por nosotros los hombres
y nuestros servidores fue desarrollado y por obra del Lenguaje Binario se encarnó en ensamblador
y se hizo Lenguaje y por nuestra causa es ampliamente aceptado en tiempos de Bill Gates.
Decayó y fue olvidado y se renovó al tercer día según los usuarios.
Y subieron las ventas, y esta ubicado dentro de todo UNIX Por quien todo es programado.
Y de nuevo vendrá mejorado para juzgar a virus y programas y su dominio no tendrá fin.
Creo en el lenguaje binario, código y base del sistema que precede al padre y al hijo.
Que con el padre y el hijo
recibe una misma aplicación y memoria y que habló por los procesadores…
Creo en la arquitectura IBM, que es una, sólida, compacta y compatible.
Confieso que no hay ni un solo “deshacer” para la corrección de los errores
Espero la resurrección de las Macs y la vida en un mundo sin Microsoft…
Enter.

NUEVA YORK — En 1950, el autor de libros infantiles Dr. Seuss publicó un libro llamado “If I Ran the Zoo”, que contenía la frase: “I´ll sail to Ka-troo, and bring an -IT-KUTCH, a PREEP, and a PROO, a NERKLE, a NERD, and a SEERSUCKER, too!” (Navegaré a Ka-Troo, y traeré un IT-KUTCH, un PREEP, y un PROO, un NERKLE, un NERD, íy un SEERSUCKER, también!) Según el sicólogo David Anderegg, se cree que ese es el primer uso impreso de la palabra “nerd” en inglés moderno.

Al principio, nerd describía a un marginado de la preparatoria o la universidad que era acosado por los atletas y los chicos de las fraternidades y las chicas de las hermandades. Los nerds tienen sus propios héroes (Stan Lee famoso por sus libros de cómics), sus propias vocaciones (Dungeons & Dragons), su propia religión (suministrada por George Lucas y “Star Wars”) y su propio conjunto de habilidades (soporte técnico). Pero aun cuando “Revenge of the Nerds” fue graciosa en las pantallas de cine, una versión diferente del reino de los nerds se filtró a la cultura popular. Elvis Costello y David Byrne de The Talking Heads popularizaron un estilo “geek” genial que ha conducido a Moby, Weezer, Vampire Weekend e incluso al rock “nerdcore” de estilo propio y a los raperos “geeksta”.

Los historiadores futuros de la ascendencia de los nerds probablemente señalarán que la gran fase en que adquirieron poder empezó en los años 80 con el ascenso de Microsoft y la economía digital. Los nerds empezaron a ganar grandes cantidades de dinero y adquirieron credibilidad económica, el semillero del prestigio social. La revolución de la información produjo un desfile de magnates nerds altamente confiados; Bill Gates y Paul Allen, Larry Page y Sergey Brin, etcétera.

Entre los adultos, las palabras “geek” y “nerd” intercambiaron posiciones de estatus. Un nerd seguía siendo socialmente inepto, pero el terreno de los geeks adquirió su propia contracultura aceptable. Un geek poseía cierta pasión por el conocimiento especializado, pero también un alto grado de conciencia cultural y aplomo del que carecía un nerd.

Los geeks no sólo se rebelaron contra los atletas, sino que se distinguieron de los parias alienados y autocompasivos que lloraron con reconocimiento cuando leyeron “Catcher in the Rye”. Si Holden Caulfield
fue el solitario sensible de la era de la opresión nerd, entonces Harry Potter fue el líder mágico en la era de la adquisición de poderes de los geeks.

Pero el mayor cambio no fue el propio Valle del Silicio. Más bien, la nueva tecnología creó un rango de patios de juegos mentales donde los nuevos geeks podían mostrar su capital cultural. El atleta puede brillar en el campo de futbol americano, pero los geeks pueden exhibir sus sensibilidades flexibles y sus emociones bien moduladas en sus páginas de Facebook, blogs, mensajes de texto y documentos en Twitter. Ahora hay ejércitos de diseñadores, investigadores, expertos en medios y otros productores culturales con un talento para la auto-burla caprichosa, las referencias sociales misteriosas y los análisis a altas horas de la noche.

Pueden visitar sitios eclécticos como Kottke.org y Cool Hunting, experimentar con fuentes, y unirse a comunidades de redes sociales con nombres irónicos. Han creado una definición nueva de lo que significa ser genial, una definición que deja fuera los talentos de los atletas, los tipos con maestrías y a los menos educados. En “The Laws of Cool”, Alan Liu escribe: “Lo genial es una sensibilidad para la información”. Cuando alguien tiene esa destreza, se sabe.

Ahora hay un nuevo estilo de moda geek genial, que puede encontrarse en sitios de compras en toda la Web (piensen en los zapatos deportivos japoneses y las playeras cargadas de texto). Schwinn ahora hace una bicicleta Sid/Nancy de apariencia retro, que es dulce y anticuada aun cuando tiene un enfadoso nombre falso. Ahora hay millones de tipos de clase educada guiados por modales y reglas de estatu geek.

La noticia de que ser un geek es genial aparentemente no ha permeado al Partido Republicano. George Bush desempeña un papel interesante en el relato del ascenso de los nerds. Con su profesado desdén por las cosas intelectuales, ha vigorizado y alienado a todo el conjunto de los geeks, y con ello a la mayoría de los estadounidenses menores de 30 años con educación universitaria. Recientemente militantes, los geeks son más coherentes y activos de lo que podrían serlo de otro modo.

Barack Obama se ha convertido en el Príncipe Caspian de las hordas de iPhones. Lo homenajean con videos y carteles que combinan el dominio estético con una adoración descarada por el héroe. La gente en los años 50 acostumbraba debatir en serio el papel de los intelectuales en la política moderna. Pero el personaje de autoridad ha sido desplazado por la clase masiva de productores de cultura que escriben blogs.

Por ello, en un periodo de tiempo relativamente corto, la estructura social ha dado la voltereta. Según lo que está escrito, los últimos serán los primeros, y los geeks heredarán la Tierra.
el credo de un geek

contador de visitasvisitas webestadisticas web
bibliografia aqui y aqui